Correctores, ¡los fertilizantes eco para tu huerto!
fertilizante

Correctores, ¡los fertilizantes eco para tu huerto!

La nutrición de las plantas hortícolas

Cuando pensamos en nutrición, se nos viene a la cabeza un ser humano, ¡pero los cultivos también necesitan nutrirse! ¿Con abono, fertilizantes o correctores? Esto dependerá de múltiples factores, como si quieres que tu huerto sea eco y qué cultivos has elegido.

Primero, es importante destacar que las necesidades de nutrientes no son iguales en todos los cultivos. Por ejemplo, un tomate no necesita los mismos cuidados que una lechuga. De hecho, aquellas plantas hortícolas que precisen una nutrición más exigente serán las que forman frutos. Por el contrario, las que dan hoja, son más fáciles de satisfacer.

¿Son iguales todos los nutrientes?

Además de necesitar cada planta un aporte nutricional diferente, esta necesidad se modifica a lo largo del ciclo vital. ¿Hay algún nutriente que necesiten todas? Bueno, en este caso hay que distinguir entre macro y micro.

Macronutrientes

Son aquellos nutrientes que todas necesitan y son: nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, calcio y magnesio.

Micronutrientes

Estos nutrientes se requieren en menor cantidad, pero también son necesarios para un desarrollo pleno de nuestros cultivos. Son, por ejemplo, el boro, el zinc, el cloro, el hierro, el cobalto, etc.

Primeros pasos para elegir tu abono, fertilizante o corrector

Para comprobar los niveles de los diferentes nutrientes y saber que la solución que has elegido se adapta a las necesidades de tu cultivo solo tienes que darle la vuelta a la bolsa o bote que hayas comprado. Ahí encontrarás una etiqueta con una tabla en la que viene la composición del producto y los niveles de cada nutriente – ¡ojo, normalmente vienen con su símbolo químico! – en porcentaje.

Del abono al corrector, ¡cuándo usar cada uno!

Antes de nada, puede que te preguntes, ¿por qué se usa el abono? El abono se utiliza por dos razones. Por un lado, cuando la tierra ya ha sido trabajada, es posible que los nutrientes se los hayan quedado los cultivos previos. ¡Hay que darle nutrientes a los nuevos! La segunda razón es para mejorar la estructura de la tierra y sus propiedades.

Para el cultivo ecológico la opción más obvia es el abono ecológico, que es aquel que procede de residuos animales o vegetales que han sido compostados. Así, la material orgánica que se emplea es más amable con el suelo y respeta su microbiana. Si quieres que tu huerto sea ecológico tienes diferentes opciones para abonarlo: estiércol, compost, humus o granulados eco. Te hablamos un poco más de ellos en nuestra Horti-Guía.

El corrector ecológico, el extra de nutrientes eco

Si con el abono ecológico que hayas empleado tus cultivos siguen necesitando un aporte extra de nutrientes puedes emplear correctores, con la alternativa ecológica a los fertilizantes químicos. Estos sirven tanto para añadir mayor cantidad de nutrientes como para corregir la composición en las diferentes fases del ciclo de la planta hortícola. Existen algunos elaborados para cada estadio -crecimiento o fructificación – y otros pensados específicamente para una hortaliza concreta.

¿Cuándo usarlos?
  • Cuando necesitas corregir carencias del suelo.
  • En aquellos cultivos con necesidades específicas y grandes exigencias nutricionales.
  • En épocas en las que el clima es poco favorable.
  • Cuando existen plagas que están empeorando la calidad del suelo.

Correctores de carencias vs. de PH

A la hora de hablar de correctores existen dos tipos. Aquellos que suplen la falta de un nutriente son los correctores de carencias. Cuando lo que se corrige es la sequedad del suelo o la desinfección de químicos y/o pestificas, entonces se trata de un corrector de pH.

Correctores simples vs. Múltiples

Cuando solo suministran un micronutriente, entonces se trata de Correctores simples. Si el corrector incluye más de uno y trata varias deficiencias a la vez, este será múltiple. Así, combinará diferentes proporciones de micronutrientes permitiendo ajustar todas las concentraciones de manera rápida y fácil.

¿Cuáles son los correctores de carencias más comunes?

Los dos elementos que más piden nuestros cultivos son el calcio y el hierro. La falta de hierro produce la clorosis férrica. La ausencia de calcio, por su parte, se traduce en la temida mancha llamada “culo negro”, esta podredumbre se muestra a través de una mancha que puede salir en algunas hortalizas como los tomates.

Cómo, cuándo y cuánto aplicarlos – 3 ejemplos prácticos

Apio:

apio

Preparación del terreno:

Se aplicará en la tierra: Abono orgánico con NPK y microelementos 1200-1500 kg/ha y materia orgánica rica en microorganismos 1200 kg/ha.

Trasplante:

Se aplicará con el riego:

  • Materia orgánica líquida con ácidos húmicos 50%, 200-250 l/ha repartidos en 6-8 aplicaciones.
  • Corrector de calcio de alta concentración 20-40 l/ha repartidos en 2-3 aplicaciones.
  • Enraizante 2,5 l/ha/aplicación (2 aplicaciones).

Se aplicará en las hojas de las plantas:

  • Aminoácidos 85% + Nitrógeno 13%, 100 g/hl.
  • Extracto de algas 27%, 100 g/hl.
Desarrollo rápido:

Se aplicará igual que en el trasplante. La materia orgánica líquida, el calcio y el enraizante además se aplicará en las hojas de las plantas:

  • Estimulador metabólico de la calidad total del fruto 400 cc/hl.
  • Calcio y boro para mejorar el cuajado y la firmeza de los frutos 200-300 g/hl.
  • Corrector de carencias múltiples 200 g/hl cada 20 días.
Elogación peciolos:

Se aplicará igual que los anteriores, la materia orgánica líquida, el corrector de calcio, el boro y calcio y el corrector de carencias múltiples, además de:

  • Se aplicará en el riego:
  • Solución potásica neutra al 40%, 40 l/ha repartidos en 3-4 aplicaciones.
  • Engrosamiento de peciolos:

Se aplica igual que el anterior más el estimulador metabólico.

Pre-cosecha:

Se aplicará igual que antes el estimulador metabólico y el corrector de carencias múltiples.

Lechuga:

lechuga

Pre-trasplante:
  • Se aplicará en la tierra:
  • Abono orgánico con NPK y microelementos 1000-1500 kg/ha.
  • Abono orgánico nitrogenado 300 kg/ha.
Trasplante

3-4 hojas:

Se aplicará en el riego:

  • Materia orgánica líquida con ácidos húmicos 50%, 250-400 l/ha en 4-5 aplicaciones.
  • Enraizante 2 l/ha.
  • Corrector de carencias múltiples 10-15 l/ha.
  • Quelato de hierro 6% EDDHA 4,8% orto-orto 5-10 kg/ha.
  • Corrector de calcio de alta concentración 20-25 kg/ha.
Roseta:

Se aplicará las mismas cantidades que el anterior de abono orgánico nitrogenado, materia orgánica líquida, corrector de calcio, además de:

  • Se aplicará en el riego:
  • Aminoácidos 85% + Nitrógeno 13%, 4 l/ha en 4 aplicaciones.
  • Se aplicará en las hojas de las plantas:
  • Estimulador metabólico de la calidad total del fruto 400 cc/hl.
  • Bioestimulante con acción osmoprotectora 200 g/hl.
Formación cabeza:

Se aplicará todo igual que las anteriores menos el abono orgánico nitrogenado y el enraizante, añadiendo:

  • Se aplicará en las hojas de las plantas:
  • Abono orgánico con NPK y microelementos 200-400 g/hl.
  • Se aplicará en el riego:
  • Solución potásica neutra a 40%, 15 l/ha en 3 aplicaciones.
  • Cabeza 50%:

Se aplicará las mismas cantidades que las anteriores de materia orgánica líquida, corrector de calcio, solución potásica y aminoácidos y nitrógeno.

Cabeza 75%:

Se aplicará lo mismo que en cabeza 50%.

Zanahoria:

zanahoria

Pre-siembra:
  • Se aplicará en la tierra:
  • Abono orgánico con NPK y microelementos 1200-1500 kg/ha.
  • Abono orgánico nitrogenado 200 kg/ha.
Germinación:
  • Se aplicará en el riego:
  • Materia orgánica líquida con ácidos húmicos 50%, 300 l/ha repartidos en 6-8 aplicaciones.
Primeras hojas:

Se aplicará lo mismo que en germinación además se aplicará en el riego:

  • Corrector de calcio de alta concentración 20 l/ha en 2 aplicaciones.
  • Corrector de carencias múltiples 6-10 kg/ha.
  • Aminoácidos 85% + Nitrógeno 13%, 5 kg/ha en 3 aplicaciones.
  • Se aplicará en las hojas de las plantas:
  • Calcio y boro para mejorar el cuajado y la firmeza de los frutos 150 cc/hl.
  • Corrector de cobre 300 cc/hl.
6-10 hojas:

Se aplicará igual que en las anteriores la misma cantidad de materia orgánica líquida, corrector de calcio, aminoácidos y nitrógeno además se aplicará en la tierra:

  • Abono orgánico nitrogenado 300 kg/ha.

Se aplicará en el riego:

  • Solución potásica neutra a 40%, 40-60 l/ha repartidos en 3-4 aplicaciones.

Se aplicará en las hojas de las plantas:

  • Corrector de carencias múltiples 500 cc/hl en 2 aplicaciones.
  • Estimulador metabólico de la calidad total del fruto 400 cc/hl en 2 aplicaciones.
Engorde:

Se aplicará la misma cantidad que las anteriores de materia orgánica líquida, solución potásica neutra, aminoácidos y nitrógeno, corrector de carencias múltiples como en el de 6-10 hojas y estimulador metabólico.

Cosecha:

Se aplicará la misma cantidad que las anteriores de materia orgánica líquida.

Con todo, no olvides seguir las instrucciones generales que aparecerán en el reverso del corrector, ya que cada uno tiene sus propias especificaciones. ¿Te queda alguna duda sobre los correctores y cuándo aplicarlos? ¡Plántanosla en la sección Comunidad Horti y te daremos respuesta encantad@s :)¿Quieres probar nuestros abonos eco? Pincha aquí.

Deja una respuesta

Subir